¡APÓYANOS !
SOBRE LA SIERRA CONTEXTO HISTÓRICO CULTURAL SUS HABITANTES, ANTES Y AHORA

La vastedad del legado arqueológico da muestra de la presencia de grupos humanos en la Sierra de Santa Marta desde por lo menos el año 1200 a.c. Los resultados de investigaciones arqueológicas* arrojan la existencia de 4136 estructuras, 33 complejos arquitectónicos y 78 conjuntos para el juego de pelota entre la laguna de Sontecomapan en el municipio de Catemaco hasta la laguna de Jicacal en el municipio de Pajapan. Hoy día, los pobladores siguen encontrando piezas con características olmecas en sus parcelas y patios.

 

En el periodo clásico, fue ocupado por grupos nahuas, que llegaron en diversas oleadas migratorias desde el centro de México. De hecho, el nombre de la comunidad Piedra Labrada se debe a que ahí se encontró un estela de granito cuyas inscripciones han sido asociadas a la cultura teotihuacana.

La población de la Sierra de Santa Marta es mayoritariamente indígena, nahua y zoque-popoluca, que cohabita con grupos minoritarios de mestizos y permaneció relativamente aislada a lo largo de la época Colonial y del México Independiente. Sin embargo, desde finales del siglo 19 se ha visto inmersa en un acelerado proceso de cambio, influido principalmente por las políticas estatales, que paulatinamente las ha segregado de la gestión, conformación y protección de su propio patrimonio.

  • Primero, por la expropiación de buena parte de las tierras comunales indígenas debido a los intereses de los grandes capitales en el Istmo de Tehuantepec (petróleo, maderas finas, agricultura comercial, construcción del ferrocarril transístmico).
  • Posteriormente debido al proceso de colonización, el reparto agrario y el fomento de la ganadería promovidos por el Estado, que asignó tierras de la región a pobladores mestizos provenientes de otras zonas; y por la lenta penetración de las instituciones y proyectos de la sociedad nacional.
  • Finalmente por una política patrimonial centralista que no considera las significaciones locales de los bienes arqueológicos, culturales y naturales.

 

La mayoría de los serranos se dedica a la agricultura de autoconsumo (la siembra de maíz, frijol y otros cultivos) y la ganadería. Recientemente, también la emigración hacia el norte del país o a Estados Unidos forma parte integral de los sistemas productivos de algunas comunidades por la falta de oportunidades laborales o como complemento a la economía familiar. Son principalmente los jóvenes quienes deciden migrar por temporadas cortas, desde un mes, o bien para asentarse de manera permanente en otros sitios.

*Budar, L. (2016).  El corredor costero del Volcán de Santa Marta. El otro lado de Los Tuxtlas” En: Budar, L. y Arnold III, P. (Ed.) (2016). Arqueología de Los Tuxtlas. Antiguos paisajes, nuevas miradas, 73-92. Xalapa, México: Universidad Veracruzana.

Ya, esta hora, esta noche Chane viejo, Chane vieja ¿dónde lo tienes agarrado este cuerpo? por favor desátalo ¿dónde lo tienes amarrado? desátalo, hoy, esta noche ya te voy a entregar tu regalo por favor suéltalo, desátalo Oración al chaneque para curar de accidentes y espanto

© El Timbre A.C. 2019

El Timbre A.C. busca revalorizar, conservar y difundir el patrimonio biocultural de la Sierra de Santa Marta. Las donaciones al Timbre A.C. son deducibles de impuestos.

 

Cel.: (+52 1)2299094062 · eltimbreac@gmail.com

Fotografías: Alberto Córdova, Demián Ortiz, Germán Romero, Jenny Cárdenas, Luis Alberto Mendoza, Manuel Polgar, Mayra del Carmen Robles, Nele Vandeneynde, Pedro Fernández, Quetzalli Malagón

Dona